La Barca muestra el trabajo de las clases de teatro

la barca clases de teatro

Llega el final de junio y los días 19, 24, 26 y 27 cerramos el año de las clases de teatro y lo hacemos acompañando al alumnado al escenario. Será en La Sala, a las 21.30.

Durante todo el curso hemos impulsado el desarrollo de sus capacidades de manera diversa, para desplegar la posibilidad de expresarse en público, jugar personajes, emociones, historias.

El recorrido de cada grupo ha sido distinto.

Los dos grupos de iniciación al teatro, además de iniciar un camino de reconocimiento y expansión de sus potenciales se han acercado al abordaje de un texto. En esta primera aproximación ponemos en acto nuestra metodología: cada cual aportó un pequeño texto que
le gustara, no hubo imposición. Lo atravesamos con una corporalidad nueva, nacida del juego y desde allí, esbozamos los personajes. El desafío docente ha sido encontrar un hilo conductor para que todos esos aportes encuentren sitio en el montaje final. De esa aventura nacen
“Perfiles Incorrectos” y “El funeral de Maia”. Palabras recortadas de otras obras unidas para hacer sentido, universos personales puestos a florecer para formar un jardín de diversidad donde el objetivo es el crecimiento y la creación conjunta.

El grupo de teatro avanzado se vio atravesado por los avatares del contexto socio político, lejos de renegar de ello, se decidió en asamblea explorar un formato teatral que permita acoger los aconteceres comunitarios. Por ello exploramos y pusimos cuerpo a historias
cotidianas a través del teatro espontáneo. Navegando con cuerpo, mente y emoción las dificultades de ponernos en juego en cada historia a la vez que la nuestra se remueve, y invitarte a “Pequeñas grandezas cotidianas”.

Y el laboratorio teatral se adentró de lleno en abrir espacio a sus límites para expandirlos, dando posibilidad a aquello que resultaba más incómodo de aprender nuevas posibilidades. Intensidad cobijada por un grupo que lleva en su haber muchas horas de aula, sensibilidad y
fortaleza para generar un espacio seguro, cálido y enriquecido. Podrás disfrutarlo en “Interferencias”.

Habrá un grupo cuyo trabajo y crecimiento nadie verá: el de las clases de biodanza. Porque no es un arte escénica, pero si un arte de vida. Allí se danzó, se abrazó, se lloró y rió, haciendo del mar de emociones un torrente nutricio para abrir alas y disfrutar de la propia vida.

Ha sido un ciclo lectivo intenso, queda el momento de los nervios, vestuarios, escenografías, focos y aplausos. Ver partir a esta tripulación y prepararnos para recibir a la próxima, que habitará el décimo año de nuestra escuela, desde la tierra fértil hacia el horizonte de la
libertad y la creación colectiva. Se abrirán y cerrarán telones de nuestras clases de teatro para que siga navegando nuestra barca, una barca de otro teatro.

Patricia Davis

Patricia Davis

Llevo más de 25 años trabajando con grupos, focalizada en el desarrollo tanto a nivel personal como grupal y comunitario.

Facebook
Twitter
LinkedIn
WhatsApp
¿Quieres saber más?
Powered by