Descubriendo el teatro documental

Muchos os preguntáis qué es eso de “Teatro Documental” así que vamos acercaros información para responder a la pregunta. El teatro documental es un género dramático que se construye basando su dramaturgia en hechos concretos, corroborados, en testimonios (textuales y no) obtenidos tras una investigación.

Para algunos expertos, el teatro documental no es un género per se, sino que se trata más bien de una variante, un híbrido de géneros y propuestas teatrales. Pues ha  surgido de la mezcla entre el periodismo de investigación y los testimonios cuya fuente no es otra que hechos verdaderos. A mí, sin embargo, me gusta hablar del teatro documental como un género dramático propiamente dicho.  

teatro documental
buscando información

En este tipo de teatro usamos material que proviene de la vida real: textos enfocados a cuestiones históricas, políticas, biográficas, fenómenos culturales, reflexiones sobre espacios públicos y privados. Todo lo que nos rodea es susceptible de ser retratado en la obra que estamos construyendo ya que el documento es un constructo social y los individuos cobramos significado e importancia en la historia.  

No hablamos de drama histórico o drama de época donde tenemos una historia ambientada en un período de tiempo pasado, en un momento histórico concreto.

La clave del teatro documental: el uso de lo real en la escena, darle cuerpo y espacio en el escenario a lo que aconteció y a las voces y datos de sus protagonistas.

Lo nuestro es puro teatro

El teatro documental no se inventa nada, todo está escrito, todo ha ocurrido. Crearemos nuestro texto a partir de testimonios reales. Por ejemplo: si queremos escribir una obra sobre mi abuela, podremos hacer nuestra dramaturgia empezando por su partida de nacimiento, entrevistando a sus amigas, a sus familiares, leyendo su diario, las cartas que recibió. Y poco a poco, encajaremos todos esos datos como quien construye una marioneta articulada.

En el proceso de creación que propone este laboratorio, una vez conocidas la historia, el desarrollo, las características y referentes de este tipo de teatro, vamos a desarrollar un texto que permita articular los distintos soportes extraídos de la realidad para recrear un fragmento de la realidad existente sobre el escenario. Es decir, transformar esa información, en teatro, primero sobre papel y luego en el escenario dotando así de una nueva vida a nuestra memoria social colectiva.

El objetivo del taller, una vez que nos familiaricemos con el género, es encontrar un suceso, un evento, un grupo de personas. Si es que queremos hablar de las abuelas, por ejemplo,  recabar información que nos permita un máximo acercamiento a eso de lo que queremos contar.

Habrá que jugar con los testimonios, seleccionarlos, transformar la palabra hablada en palabra escrita, es decir. Una vez recabada la información, aprenderemos a discriminar lo que es realmente útil para el desarrollo de nuestra dramaturgia y nos ponernos al servicio del texto.

Otras voces para la historia

El teatro documental supone tener en nuestro poder una herramienta muy poderosa para transformar y para luchar contra lo que nos han dicho que es «la historia oficial» y el discurso hegemónico. El teatro documental nos permite sin duda ampliar nuestra mirada, poner las luces largas. De esta manera deconstruir y resignificar a los personajes cotidianos y extraordinarios que forman parte y transforman nuestra identidad colectiva. Al hilvanar realidades, contaremos nuestra historia gracias a los testimonios de los verdaderos protagonistas.

Cinco clavesteatro documental

  • Investigación, recopilación de información, documentación (escrita y oral)
  • Trabajo sobre la Memoria y el imaginario colectivo
  • Creación conjunta de dramaturgia a partir de los testimonios
    Teatro como información, resignificación y denuncia de una misma realidad social
  • Puesta en escena, cuerpo y espacio tiempo  de las realidades indagadas

Nuestro Laboratorio de Teatro documental

Aprenderemos a adoptar otras voces para ser fieles a nuestros «proveedores de historias» y exploraremos el teatro documental desde el juego y el disfrute.

Estará facilitado por María Marín, licenciada en Filología Inglesa y en estudios de arte dramático. Directora, dramaturga, militante y amante del teatro. Autora y directora de “Las banderas no dan calor” así como de “Las Lumínicas”, obra dramática recientemente galardonada por Ediciones Irreverentes, pieza en la que comparte autoría con el dramaturgo Antonio Nieto.

Para apuntarse

Está dirigido a personas  con inquietud teatral,  sin límite de edad, tengan ganas de trabajar en una creación conjunta basada en nuestro imaginario colectivo. Si quieres más información y/o apuntarte, pincha aquí.

Porque creemos que la vida merece ser contada. Con mucho arte, a puro teatro.

 

Autora María Marín

 

Patricia Davis

Patricia Davis

Llevo 27 años trabajando con grupos, focalizada en el desarrollo tanto a nivel personal como grupal y comunitario. Disfruto generando caminos para impulsar la creatividad personal, es decir, la posibilidad de crear la propia vida.